"Este privilegio que me permite volver a dirigir un Festival, no es otra cosa que una carta de amor, en la que nadie ha puesto el remitente", último discurso de Carlos Giménez inaugurando el IX Festival Internacional de Teatro de Caracas, 5 de abril de 1992




 "Proyectos para abrir puertas, saltar ventanas, colgarse el horizonte en la solapa, y dar la vuelta cuando uno quiere, para que salga el día o se ponga la noche"













Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...